jueves, 12 de octubre de 2017

YO ELIJO SOLA MAMÁ!!!

Hay cosas que nunca cambian, desde siempre los niños salen implecables para el colegio y regresan con mugre de pies a cabeza… Lo que si definitivamente no es igual ahora es el criterio, determinación y autonomía que ejercen sobre sus propias decisiones, se involucran en todo lo que les compete como individuos, y aunque tiene todo el sentido del mundo no deja de ser abrumante el hecho de ver a mi pequeña  alistar su ropa siguiendo los parámetros de lo que para ella es importante: me gusta, es cómodo, tiene muñecos, adoro las luces, no tiene mangas, o simplemente es mi color favorito. Yo nunca me pregunté por qué falda escocesa y hoy todavía no entiendo cómo nos ponían vestidos de novia para ir a una fiesta infantil, sin embargo no fue algo traumático en mi infancia, simplemente mi vida era así.

A la hora de comer es increible la baraja de opciones que tenemos hoy en día, cuando estaba pequeña la leche era infaltable antes de dormir y para mí un suplicio tener que tomarla, la sopa era infaltable en el almuerzo y la cocina prohibida para los niños, hoy Paloma hace galletas, me ayuda a arreglar los vegetales, decidió que la leche sola no le gusta y alista todas las noches su Pony Malta para no olvidarla al otro día. 

Como mamá admito que tanto poder de desición a veces hace un poco más compleja la rutina diaria, por eso me preparo con antelación para que ella pueda ejercer autonomia ante opciones que siempre seran favorables para su crecimento. 

Los niños de hoy disfrutan sin pensar en los gustos de los demás, verlos tomar decisiones asertadas, buscar soluciones favorables y encontrar salidas convenientes es increíble, los niños de hoy no tienen prejuicios, son tan auténticos, autónomos y críticos que me hacen desear ser menos adulta, actuar más y pensar menos, vivir con el corazón, dejar de pensar en el qué dirán y disfrutar, gozar, saborear la verdadera esencia de existir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario